Top
  >  Noticias   >  Pasaportes de inmunidad Contra el Covid-19: Lo que Debes Saber

Si bien los casos de coronavirus continúan creciendo en muchos países, esto significa que la cantidad de personas con anticuerpos contra el coronavirus también está creciendo. A medida que el mundo busca reabrir los viajes y los negocios, rastrear la propagación del virus y verificar la inmunidad de las personas es clave para controlar futuros brotes. Sin embargo, no hay una respuesta clara sobre cómo hacer esto. Una posibilidad que los líderes gubernamentales, de salud y tecnológicos están explorando son los pasaportes de inmunidad, un documento físico o digital que mostraría que una persona ha dado positivo en la prueba de anticuerpos contra el coronavirus.

La idea de los pasaportes de inmunidad no es nueva en el mundo de los viajes. De hecho, muchos países llevan mucho tiempo exigiendo a los extranjeros que presenten registros de vacunación antes de entrar. Por ejemplo, los viajeros que ingresan a Ghana, o a muchos otros países africanos, deben presentar una prueba válida de inmunización contra la fiebre amarilla antes de pasar por migración. Lo que hace que la nueva idea de un pasaporte de inmunidad COVID-19 sea única es que aún no hay ninguna vacuna disponible. Sin embargo, las personas pueden someterse a pruebas de anticuerpos COVID-19, una señal de que han tenido la enfermedad y de que sus cuerpos están preparados para combatirla nuevamente.

Una de las principales preocupaciones planteadas por los expertos en salud mundial sobre este tipo de pasaporte es que aún no saben lo suficiente sobre la enfermedad. Los médicos han descubierto pacientes con coronavirus que se han enfermado más de una vez, lo que significa que el simple hecho de tener los anticuerpos puede no ser suficiente para suprimir la propagación del virus. Incluso una vez que los expertos médicos sepan más sobre la inmunidad, las pruebas para el virus y los anticuerpos aún pueden ser limitadas. A menos que todos tengan el mismo acceso a las pruebas y a las solicitudes de pasaportes de inmunidad, esta idea plantearía muchas preguntas sobre la igualdad y la justicia.

Otra preocupación que se ha planteado sobre los pasaportes de inmunidad es la división que crearía en la sociedad. Aquellos con pasaportes tendrían más libertad para trabajar y viajar. A su vez, esto podría llevar a más personas a buscar el virus con la esperanza de obtener los anticuerpos. Para aquellos sin factores de riesgo, la idea de exponerse a la enfermedad sería una ventaja, ya que lo más probable es que sobrevivan, obtengan los anticuerpos y reciban más libertades. Sin embargo, a diferencia de las “fiestas de la varicela”, la propagación intencional del virus podría aumentar la pandemia.

Si los pasaportes de inmunidad se convirtieran en una realidad, existen varias formas de distribuirlos. La forma más simple sería un certificado expedido por un médico, pero algunas organizaciones están desarrollando aplicaciones, códigos QR y otras soluciones tecnológicas. Tener información de salud personal almacenada electrónicamente de manera que los empleadores o funcionarios de inmigración puedan acceder a ella tiene el potencial de causar problemas de privacidad. Antes de que el público en general se sienta seguro con estos pasaportes, debería saber quién podría acceder a la información y cómo se comparte.

Si bien los pasaportes de inmunidad contra el coronavirus parecen sacados de una historia de ciencia ficción, tienen el potencial de ayudar a los países a reabrir, así como a crear divisiones en la sociedad. Antes de defenderlos, es importante dar a los médicos y expertos en salud el tiempo necesario para comprender completamente el virus. En lugar de utilizar estos pasaportes como una forma rápida y potencialmente peligrosa para que los políticos reabran países, deberán examinarse más de cerca.

post a comment