Top
  >  Viajes   >  Vacaciones Familiares: Consejos para Viajar con Niños Pequeños
traveling with kids

Las vacaciones familiares son una excelente manera de crear recuerdos increíbles con tus seres queridos. Ofrecen una oportunidad para que tú y los que amas escapen y pasen un tiempo de calidad juntos. Mientras que las vacaciones en sí son generalmente agradables, llenas de emoción y con una lista interminable de actividades, llegar allí puede ser una hazaña, especialmente si tienes niños pequeños. Entre largos trayectos en coche, traslados al aeropuerto y planes de vuelo difíciles, el viaje a tu destino puede ser problemático por decir lo menos. Encontrar maneras de mantener a los niños entretenidos es la clave para unas vacaciones familiares felices y exitosas.

1. Empaca juguetes tranquilos para el vuelo, para que el pequeño esté entretenido, y quienes estén sentados a su alrededor no se molesten por las canciones infantiles o repetidos ruidos de animales procedentes de su juguete favorito. Los libros para colorear pueden ser una gran opción para los niños en vuelos. Sólo asegúrate de poner una liga alrededor de los lápices de colores o pide a una auxiliar de vuelo una taza para que no te pases el vuelo buscando colores perdidos.

2. Lleva sus refrigerios favoritos, siempre y cuando puedan pasar por el filtro de seguridad. cheerios, galletas, pretzels o gomitas pueden ser de gran ayuda, especialmente en vuelos largos o cuando no hay servicio de comida. Sólo asegúrate de verificar las regulaciones antes de empacar fruta o verdura.

3. Asegúrate de que todos tengan el mismo número de juguetes para evitar peleas entre los más pequeños. Pelear en vuelos o en cualquier área cerrada es una forma instantánea de hacer el viaje menos agradable. Asegúrate de empacar múltiplos de todo, lo que también puede ser extremadamente útil en caso de que alguien pierda un juguete en el camino.

4. Elige el menor número posible de escalas y planea para contar con suficiente tiempo y que no te agarren las prisas si el pequeño Johnny insiste en que tiene que usar el baño, o si Betty tiene un berrinche total en el área de seguridad del aeropuerto. Tener incluso unos pocos minutos adicionales puede prevenir el estrés y hacer el viaje de todos mucho más agradable.

5. Pon a los niños pequeños en el asiento de la ventana para que no molesten a nadie sentado a su lado ni salten al pasillo si tratan de escapar. Además, durante el despegue y el aterrizaje, cuando no se permite el uso de las mesas desplegables, puede ser mucho más fácil distraer a los pequeños señalando formas en las nubes o jugando con los edificios y coches cada vez más reducidos.

6. Mantén el equipaje a un mínimo para que tengas todas las manos que necesitas para reunir a los niños, a quienes casi siempre les gusta abordar y descender de la nave soltados de la mano.

7. Lleva contigo una carriola plegable y un asiento infantil de coche si es que planeas alquilar un vehículo. Aunque pueden ser un dolor de cabeza para transportarlos, la mayoría de las líneas aéreas te permitirá llevarlos de forma gratuita, lo que hace posible mantener a tus hijos seguros, incluso durante sus vacaciones familiares.

8. Lleva un chupón para los niños pequeños o caramelos duros para los más grandes que ya no corren peligro de ahogarse. El movimiento de succión evitará que sus oídos se les tapen durante el despegue y el aterrizaje, lo cual es siempre frustrante para los niños pequeños que aún no han aprendido a desatascar sus tímpanos.

post a comment